1. Creció en mi frente un árbol.
    Creció hacia dentro.
    Sus raíces son venas,
    nervios sus ramas, 
    sus confusos follajes pensamientos.
    Tus miradas lo encienden
    y sus frutos de sombras
    son naranjas de sangre
    son granadas de lumbre.


                                           Amanece

    en la noche del cuerpo.
    Allá adentro, en mi frente,
    el árbol habla.

                                            Acércate, ¿Lo oyes?

    Octavio Paz, 1987